Follow by Email

Páginas vistas en total

miércoles, 15 de febrero de 2012

CAPITULO V: ORGANIZACIÓN Y ORDEN

ORGANIZACIÓN Y ORDEN

La reunión con los Adeptos del Mechanicus había resultado exitosa. Nada ver lo que le habían puesto sobre la mesa, habían dicho que sí. Era muy suculenta la colección de PCE que les habían mostrado, pérdidas desde la época de la Herejía. Además la sola vista del Fellblade les hizo que los ojos les centellearan. El Mechanicus era suyo. Les ayudarían a reparar el Fellblade, además les surtirían de material para hacer manufactorums, armas, armaduras, vehículos, todo lo que necesitaran. Además, construirían para ellos varias fragatas y acorazados de combate. El primero sería Mournival, una gigantesca barcaza de combate, base de operaciones avanzada en el espacio. Sería la base móvil de la primera, segunda, quinta y decima compañía. Era inmensa, pero no era comparable al Espíritu Vengativo. Eso pensaba Loken. Además seria su base, cuando no estuviera en la Legión of One. Las cosas pintaban mejor, pero todavía tenían graves problemas. Al Fellblade todavía le quedaba un tiempo para estar activo, ya que las reparaciones eran numerosas y muy delicadas. Además los tecnoingenieros del Mecanicus tenían que consagrar el vehículo al Dios Maquina, y limpiar toda impureza que pudiera tener del Caos.
Lo otro era peor. Tenían ahora más material que nunca, armas, armaduras de todos los tipos, pero faltaba lo esencial, tropa suficiente para llevarlas. Ni siquiera un centenar de neófitos tenían en ese momento, y solo podía contar con una veintena de astartes, algunos de los supervivientes de Isstvan y poco más. Aquello era el verdadero problema y su mayor dolor de cabeza. No podría tener un grupo viable hasta pasados por lo menos cien años. Pero ahora debía de definir la futura estructura de los Lobos. Había pensado en hacer diez compañías en activo, y el resto en reserva, con neófitos aprendiendo. Dos Capítulos. Los Lobos propiamente dicho, y los que se autonombraban Cachorros. Vipus estaba allí con él, junto con Radiax, Dremis, Arteus, y el resto de supervivientes de Isstvan.
-          Garvi, lo que dices es cierto.
-          La primera compañía deben formarla exclusivamente veteranos, los hombres de más experiencia.
-          Estoy de acuerdo contigo comandante- dijo uno de los supervivientes.
-          Quiero que varios de vosotros seáis los capitanes de compañía. Tendríamos cubierta la mayoría de las diez, solo quedarían una pequeña parte por cubrir. Radiax podría ser capitán de alguna.
-          Perdone, mi comandante, pero no estoy de acuerdo con usted- le contesto Radiax-, no serviría para el puesto. Estoy mejor tratando con la tropa, para mí sería una dificultad.
-          Bien, pensare otra cosa, Radiax, pero te necesito en un puesto de confianza. Ya está, Comandante de Fuerza de la Escuadra de Mando.
-          ¿Qué?- dijo Vipus -  que es eso.
-          Veras Nero. Sera como un sargento, pero mandara a todos los sargentos de todas las Escuadras de Mando de todas las compañías. Sera como un capitán, pero de tropa.
-          Suena bien.
-          También os quiero a vosotros ocho como capitanes de compañía. Vuestra experiencia en combate será necesaria.
-          Perdona Garviel, hemos estado hablando entre nosotros de esto hace un tiempo. Servimos junto contigo desde hace milenios, pasamos juntos muchas cosas, pero creo que no es para nosotros. Preferimos algo más discreto, por ejemplo formar parte de la primera compañía.
-          No os echéis atrás, os necesito a todos.
-          Lo saben Garvi, lo saben. Todos pensamos igual- dijo Vipus-, nos necesitas con los chicos. Debemos de enseñarles desde abajo.
-          Así que voy a tener diez compañías sin capitanes, bien ya se me ocurrirá algo. Queréis estar con los chicos, bien, hacedlo. Pero quiero informes de cada uno de los neófitos y quiero vuestras opiniones sobre ellos. Si voy a necesitar capitanes, deben ser los mejores.
-          Comandante, muchos de nosotros veríamos un honor formar parte de la décima. Sabes que estuve en la Locasta con Nero, junto con ellos- dijo señalando a otros dos.
-          Os necesito con Radiax, en la Escuadra de Mando. Sois de mi entera confianza, y os necesito con él.
-          Cuenta con nosotros, formaremos la Escuadra de Mando de la Legión. Y yo seré el Campeón de la Legión.
-          Yo seré el portaestandarte, es un trabajo difícil, todos los disparos vendrán a mí.
-          Seré el segundo de Radiax, necesitara alguien con experiencia a su lado.
-          Bien creo que tengo ya Escuadra de Mando. He hablado con Nathaniel, y se ha puesto en contacto con el Apotecarion. Dice que formaran a los candidatos que les enviemos.
-          Eso es bueno- dijo Dremis- Ser el único apotecario de aquí es mucho trabajo.
-          Quiero que veas candidatos, uno por compañía. Además necesito también quiero que les enseñes para cuando vayan al Apotecarion sepan de lo es.
-          No se preocupe comandante, irán los mejores.
-          Los adeptos del Mechanicum- dijo Arteus con su voz metálica- me han comentado que pueden enseñar a quien elijamos, los mejores tendrán que ir a Marte para completar su formación.
-          Haz lo mismo que le he dicho a Dremis, busca candidatos.
-          Garvi, mi escuadra necesita personal.
-          Ya lo sé, pero eso tendrá que esperar. Quiero que los mejores estén en la Locasta. De eso te encargaras tú. Busca a los mejores, a la elite.
-          Un trabajo duro, pero tienes razón.
-          Poco a poco estamos formando el esqueleto de la futura Legión. Diez compañías, una Escuadra de Mando General.
-          ¿Sabes algo del viejo?- le pregunto Vipus.
-          No, de Iacton no sé nada. Lo último que me conto Nathaniel fue que está intentando revindicar a los Lobos. Se está topando con un muro. Los Altos Señores de Terra no quieren saber nada. Iacton, desde su puesto en la Inquisición está haciendo todo lo posible, pero no lo toman en cuenta.
-          Llegará el día en que se den cuenta de su error.
-          Exacto. El día que estemos preparados.
-          Para lo cual falta una eternidad- dijo Vipus.
-          También quiero contactos con los principales Capítulos, sobre todo con los nueve.
-          Te refieres a los Ángeles Oscuros, Puños Imperiales, Manos de Hierro, Ángeles Sangrientos, Lobos Espaciales, Cicatrices Blancas, Ultramarines, Salamandras y Guardia del Cuervo.
-          Exacto. Quiero contactos con ellos. Algo discreto.
-          ¿Te acuerdas cuando tuvimos a hermanos de diferentes Legiones con nosotros?- dijo Vipus.
-          Si, buena idea Nero. Podríamos mandar a candidatos a los Capítulos. Así aprenderían algo de ellos.
-          Y eso nos enriquecería a nosotros.
-          Exacto. Recuerda que todos somos hermanos, todos combatimos por lo mismo.  Cyrus es nuestro contacto con los Cuervos Sangrientos, le preguntare con quien confía el más y podríamos tener contactos con ellos.
-          Garvi, no son una de las nueve.
-          El secreto de los Cuervos es precisamente ese. Son descendientes de los Corvidae de Ahriman. Son Mil Hijos, los únicos que sobrevivieron al Caos.
-          Y no lo saben.
-          Todavía no. He puesto a Cyrus sobre la pista. Sé que estuvo en contacto con el Capitán Boreale y sé que este ahora es nuestro apoyo más leal. Pero me dijo que confiaba también en otros dos. Davian Thule y Gabriel Angelos. Sobre todo en este último. Al parecer es un peso pesado de los Cuervos. También me hablo del primer capitán de los Cuervos, Apollo Diomedes, un hombre recto pero que se deja demasiado llevar por la confianza en su líder Kyras. Dice que algunas veces esta cegado por Kyras.
-          Eso es malo. No sé si se podrá confiar en él.
-          Ya lo sé. De momento intentare contactar con Boreale. Más tarde con Thule y Angelos.
-          Comandante. Si no te parece mal, estaba pensando que te hará falta alguien con mano de hierro en la primera. Cuenta conmigo. Seré tu capitán, pero quiero a estos cuatro como Escuadra de Mando- dijo uno de los supervivientes.
-          Bien, ya tengo una compañía. Elige bien a tus hombres.
-          Lo sé. Pintaremos nuestras armaduras de negro. Además, quiero pedirte un favor. El dreadnought puede ir con nosotros.
-          Bien, lo pensare, pero antes hablare con él. Sabéis quien es, no.
-          Sí. Sera un honor volver a luchar con mi capitán después de tanto tiempo. Yo estuve con él como soldado de línea en la cuarta. Cuando lo mataron lloramos mucho su asesinato.
-          Bien Adelmus, será el Capitán de la primera. Y tendrás a Sejanus.

1 comentario:

  1. Estás hecho un hacha con los diálogos... está muy conseguido, enhorabuena! :)

    ResponderEliminar