Follow by Email

Páginas vistas en total

viernes, 31 de mayo de 2013

Garviel Loken, un poco de historia y una reflexión.



Escribir un artículo sobre Garviel Loken para mi es difícil y un honor, ya que es uno de mis personajes favoritos de las novelas de la Herejía de Horus, junto con Togarddon.
Loken es un personaje muy complejo, ya que es un astarte muy especial. Tiene la parte de legionario muy arraigada en su personalidad, tanto que Togarddon muchas veces le dice que es tan estirado como un Ultramarine.
Pero por otra parte esta su lado más humano. Eso es precisamente lo que lo diferencia del resto. Tiene un instinto protector por los que le rodean. En su relación con otros legionarios es normal, ya que son compañeros y se conocen desde hace años.
Pero, y aquí viene lo que lo hace muy especial, desarrolla una relación parecida con los, podríamos llamar, miembros “humanos” de la Flota.
Su relación con Sidermann, Oliton y sobre todo con Keeler es muy importante en el devenir de las tres primeras novelas. Son los que le abren los ojos, los que le hacen ver que existe otro mundo aparte del en el que viven los astartes.

También debemos de tener en cuenta una cosa. Un astarte del milenio 31 no es igual que un marine espacial del milenio 41.
Un astarte es una aventurero, es un ser con un ansia de saber, de vivir, de luchar por un mundo mejor.
Hay un pasaje del libro, creo que es de Horus Rising, en el cual hay una charla entre Sidermann y Loken, en el que este se pregunta que hará después de que acabe la Gran Cruzada. Por qué los legionarios del M31 no solo son guerreros, también tienen otras aspiraciones además de las guerreras. Son sabios, estudiosos. Están formados.
Saben que son herramientas de guerra, pero ¿que pasara después en la paz?
Esa es la pregunta que más le preocupa a Loken en el primer libro, el mañana. Tiene una fe ciega en su Primarca, así como en la Verdad Imperial y el Emperador.
Pero ciertos sucesos hacen que cambie, volviéndose más protector con los que considera más débiles, como a su vez ve que su fe cambia. No se debilita, simplemente cambia, ya que se precipitan ciertos sucesos a su alrededor, sucesos que lo turban y hace que se haga ciertas preguntas, sobre  todo lo que está sucediendo.
Tiene curiosidad, algo que un marine espacial no posee, ya que está limitado por el Codex Astarte (ojo, hablo de capítulos codex, los no codex son un caso aparte). Y esa curiosidad le lleva a descubrir cosas, cosas con las que no está de acuerdo, cosas que según su código moral no están bien, aunque el resto las vea normal.
Eso se ve claramente en su divergencia con el resto del Mournival.
Otra de las cosas que me gusta de este personaje es que desde el principio del libro toma el toro por los cuernos. En el asalto a la ciudad Imperial, se enfrenta en clara inferioridad a Abaddon, quien al ser el Primer capitán quiere llevarse los honores de la batalla, pero es él quien se sube primero la torre, se enfrenta a los Invisibles y descubre al “Emperador”. Es también el quien ve como Horus aparece en el último momento y mata al “Emperador”. Ese episodio, relatado en varios capítulos es un buen inicio para la saga y pone sobre la mesa la diferencia que hay entre una novela del M31 y otra del M41. Los astartes son aguerridos, valientes, temerarios e incluso un poco chulillos, al contrario que los Marines Espaciales.
 Otro de los puntos de cambio es cuando es elegido miembro del Mournival, algo que en realidad no quiere, pero le imponen por méritos propios. Allí conoce a Abaddon y a Aximand, quienes lo aceptan sin reservas, apoyado como esta por Togarddon y el propio Horus como sustituto de Sejanus. Es una tarea difícil ya que Sejanus era un astarte muy especial, querido por todos y la mano derecha de Horus.
Las Cabezas Susurrantes es donde Loken despierta al mundo y es donde se da cuenta que algo raro está pasando, después del incidente con Jubal, sargento de la escuadra Hellebore que es poseído por Samus, un demonio del caos. Y eso es debido a su envidia porque Loken pone de segundo al mando al sargento Vipus, de la escuadra Locasta, quien es su mejor amigo y aparece con él al principio de la novela.
Ese incidente le hacer ver la fragilidadno solo humana también la de ellos, pero también que algo está cambiando dentro de su Legión, por lo que investiga y descubre una moneda de plata con la efigie de un lobo. Eso lo lleva a la Logia, donde están cada todos los personajes importantes de la historia.
El principal rival de Loken durante las novelas es sin duda Erebus, el Apóstol de los Portadores de la Palabra. Siempre sospecha de él, ya que cree que es el veneno que está emponzoñando su Legión.
Pero nuevos aliados se unen a su causa, como Saúl Tarvitz, capitán de los Hijos del Emperador. Su relación con él es buena, no así con Lucius, el impulsivo espadachín de los Hijos del Emperador. Su enfrentamiento con él en la jaula de lucha marca la relación entre ambos.
En la segunda novela, False Gods, se ve un personaje desgastado. Los cambios en su Legión, provocados por el ascenso de Horus a Señor de la Guerra, el cambio de nombre, pasan de llamarse Lobos Lunares a Hijos de Horus, así como el cambio de heráldica, el lobo y la luna por el Ojo de Terra y el color blanco níveo de sus armaduras por el verde marino, hace recelar a Loken.
Además ve como, poco a poco, sus hermanos se van separando, y se van haciendo cada vez más profunda la separación. Sobre todo después de Davin, donde son conducidos por Erebus, para sofocar la rebelión del gobernador planetario.
La batalla de la Luna de Davin es uno de los momentos álgidos de la novela, el momento en el cual Loken ve la debilidad de Horus, quien es herido gravemente por el gobernador Temba con una espada envenenada, que posteriormente reconoce como la que fue robada durante su estancia en Xenobia, después del incidente de Muerte.
Y entonces es cuando se produce  el distanciamiento del Mournival. Mientras que Loken siente culpabilidad por lo que hacen al llegar a el Espíritu Vengativo después de que Horus sea herido, donde los astartes matan a humanos que se congregan para ver que le pasa a Horus,  ve como alguno de sus hermanos están ciegos y no ven más allá.
Mientras él y Togarddon investigan para conseguir una cura, Aximan y Abaddon son convencidos por Erebus para que los sacerdotes davinitas hagan un ritual para salvar a Horus. Eso abre una sima entre ellos, que nunca se cerraría.
Además eso lleva a que se formen dos bandos, los que siguen las órdenes a ciegas de un Horus convertido, y los que las cuestionan.
Y en medio de todo eso están los humanos.
También está el descenso a los infiernos de Keeler, por quien Loken siente algo más que preocupación, desde el incidente de las Cabezas Susurrantes. Se siente responsable de lo sucedido ya que era el quien estaba al mando.
En Galaxy in Flames, el tercer título de la serie, es donde se revela la traición, en donde se descubre descaradamente que las cosas no van bien. Es donde ya se produce la separación total de la Legión, sobre todo después de la traición de Isstvan III. Ese momento es en el cual Loken muere como Hijo de Horus y renace como Lobo Lunar. Y también es cuando se siente más unido a sus verdaderos hermanos, los traicionados por sus Primarcas. Los hechos relatados en esta lo unen a Tarvitz, Togarddon y a Vipus, formando con ellos el núcleo duro de la resistencia a los traidores.
El cambio del personaje ya es total, ya que aquí descubre quienes son sus verdaderos amigos y los que no. Además es el punto de inflexión para que Iacton Qruze, de una vez por todas, tome medidas. Es otro de los personajes importantes, que quizás pasa desapercibido en las otras novelas, subestimado por algunos miembros de la Legión que lo ven como una antigualla. Otro aliado más en la lucha.
Sin duda en la batalla de la Basilika es donde se ve claramente el carisma de Loken, donde dirige, junto con el resto de los capitanes los ataques y defensas, donde prepara el plan para ralentizar a Horus.
Pero sin duda el momento más importante es el enfrentamiento final. Después de una escaramuza con Kharn, bastante divertida por cierto, llega el duelo, el combate entre hermanos. Abaddon contra Loken, Togarddon contra Aximan.
Es sin duda lo que más le marca, ya que para él, tanto Aximan como Abaddon son sus amigos sus hermanos. Cuando Aximan decapita a Togarddon es sin duda el momento en el cual Loken pierde su fe en sí mismo. Además su combate con Abaddon también es épico. De hecho creo, y eso lo dejo patente en mis relatos sobre los Lobos Lunares, en la Galaxia solo hay una persona a la cual temería Abaddon y ese es Loken sin duda.
Abaddon no vence a Loken, aunque este esté enterrado debajo de escombros y dado por muerto después del bombardeo orbital de Isstvan III.
Aquí, al parecer acaba la historia de Loken, donde es dado por muerto.
Unos meses después, un astarte llamado Garro es mandado en una misión secreta a Isstvan III, a encontrar a uno de los miembros del grupo que está formando para el Sigilita.
Garro es un personaje importante, ya que es el protagonista, junto con Qruze y Keeler de The Flight of the Eisenstein. Es quien denuncia la traición, gracias a la resistencia de los Leales.
Cuando llega allí, descubre que hay supervivientes, pero están aterrorizados por  el que llaman la Bestia Cerberus.
Garro debe de descubrir quién es la Bestia, que se dedica a atacar a los supervivientes, llamándolos traidores, siendo  El único de la Legión.
Después de varias tribulaciones, entre la que está que los supervivientes están contaminados por el caos, descubren el cubil de la Bestia Cerberus, donde encuentran el cuerpo de un astarte decapitado con la armadura de un Hijo de Horus, así como a la Bestia.
Garro se enfrenta a él en un combate. Y durante el combate le hace ver que no es un enemigo, sino todo lo contrario, además de que le hace recordar quien es Cerberus. Garviel Loken, superviviente de Isstvan III, dado por muerto,  abandonado en una tierra yerma, rodeado de enemigos,  donde además pierde la razón.
Después de aquello, Loken ya no es el que era antes, si no que se convierte en un ser taciturno que ante todo, debe de encontrarse a sí mismo.
Entra en el grupo especial del Sigilita y se le asignan misiones, en las cuales debe de encontrar enemigos ocultos e intentar desentrañar los misterios de la Herejía.
El último relato donde aparece es Grey Knight, junto con Iacton Qruze, donde usa el nombre de Cerberus.
A mi forma de ver, y ahora es como opinión personal, Loken es un personaje que se puede aprovechar mucho, ya que es uno de los pilares de las novelas de la Herejía de Horus.
Muchos pensareis que los Primarcas son los verdaderos protagonistas de esta saga, pero para mí personajes como este, Garro, Tarvitz o Qruze son los que de verdad importan en la historia. Son a través de personajes como estos por los cuales la historia puede ser rica y avanzar.
Hay muchos más personajes, como Argel-Tal de los Portadores de la Palabra, el mismo Abaddon o Aximan que son el referente en las historias, Sigismund, primer capitán de los Puños Imperiales, Zarahiel  de los Angeles Oscuros y una larga lista.
Lo cierto es que, personajes como este son los que de verdad construyen la historia.

6 comentarios:

  1. Gran entrada!

    Y si, incluso los Primarcas, que a veces solo vemos como grandes guerreros y líderes, también ansiaban saber.

    ResponderEliminar
  2. Ese ansia de saber de algunos de los Primarcas es el que les conduce a su perdición, caso más notable de Lorgar, quien es en el fondo el instigador de la Herejía, aunque sea Horus quien la perpetre. Pero cada uno, en mayor o menor medida tienen lo suyo.
    A mi en las novelas que he leido, los que me caen peor son Lion, que es un trepa y un aprovechado y como el ultrapitufo Guilliman, que es tan arrogante y dado a si mismo que me cae fatal.
    Otros son un caso aparte, como Curze, quien esta sencillamente loco, o en el caso de Angron, quien en realidad es el perro faldero de Horus.
    Fulgrim va a lo suyo, buscando la perfección, pero encuentra otra cosa distinta.
    El anteriormente citado Lorgar solo busca algo en lo que creer y Magnus lo que quiere es que el Emperador le agradezca lo que hace.
    Y los gemelos van a su aire, con conspiraciones a mogollon. Son sin duda unos de los menos explorados en las novelas y mira que Legión esta muy bien y se mereceria una continuación.

    ResponderEliminar
  3. Como amante de las películas de Gary Cooper, mis astartes favoritos son por orden Garviel Loken (Lobos Lunares), Saul Tarvitz(Hijos del Emperador) y Zahariel El'Zurias (Ángeles Oscuros). Los dos últimos porque son personajes más interesantes que sus respectivos primarcas y salvan un poco los libros dedicados a Fulgrim y Lion, dejandoles en un segundo plano.
    Loken es Tarvitz+Zahariel elevado al cuadrado. Junto al cachondo de Tarik Torgaddon, se enfrenta a todos sus hermanos y su padre Horus, no para traicionarles, sino para hacerles ver su error, ganándose su desprecio y finalmente su eliminación. Gran tragedia la historia de Loken, el astartes filósofo.

    ResponderEliminar
  4. Por lo que veo he dado en clavo con los personajes. Lastima lo de Togarddon, hubiera sido otro de los personajes con mayusculas, pero tambien esta Qruze, de quien nadie hecha cuenta.
    La Herejía tiene grandes personajes, pero tambien hay algunos muy interesantes, como Bronzi, quien sale en Legión o tambien como el asesino protagonista de Némesis y algunos más que salen en algunos relatos cortos que son muy interesantes. Y tambien el protagonista de Prospero en Llamas, seria de agradecer poder volver a verlo en alguna novela.
    Me he quedado en la 16, asi que cuando lea las siguientes ire añadiendo algunos más.

    ResponderEliminar
  5. Buf, pues del 16 yo saco a Barabas Dantioch, y de los siguientes,disfrutaras como un enano si te mola el trasfondo...por cierto, he descubierto este blog de casualidad, y he de decir que me encanta...lo que comentas de la misión de Garro y otras cosas...son audiodramas, verdad? mecachis...no los he escuchado, y ahora veo mi error...a estudiar inglés se ha dicho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He terminado el 16 y estoy a la espera de comprar el 17. Espero este mes intentar comprarlo. Y el trasfondo me encanta, si no lee os relatos del trasfondo de mi ejercito en este blog, o los nuevos que están en preparación de los Elegidos, en el blog Una Ventana al Caos.
      Lo de los audiodramas es complicado, no creas, que yo estoy acostumbrado a escuchar y leer en ingles, ya que veo muchas series de t.v. y películas en V.O.S. y de Legión of One me quede con algunas cosas, otras se me escapaban.
      Eso si, tengo que sacar tiempo para escucharlos.
      Gracias por lo del blog, que intento llevar lo mejor posible.

      Eliminar