Follow by Email

Páginas vistas en total

jueves, 13 de septiembre de 2012

Manteniendo el tipo y el interes

Ayer por la tarde tuve una conversación en la que me di cuenta de una cosa, lo que cuesta mantener el ritmo a la hora de escribir un relato.
Llevo unos días en los cuales me siento delante del ordenador, en la pantalla de Word y no puedo continuar lo que estoy escribiendo. Puede ser falta de concentración, o tal vez que no se me ocurra nada que supere a lo que ya he escrito. Se, por conversaciones que he tenido con los que habéis leído los relatos, que os gustan y que a cada relato pongo el liston más alto. Yo mismo lo veo cuando releo alguno de los relatos, que cada vez van a más. Por eso, este me esta costando más trabajo hacerlo.
Se lo que tengo que escribir, lo tengo en mi cabeza, pero no logro de darle la forma. Ese es el problema. Este capitulo es muy importante, ya que es la antesala del último. Y el 15 debe de ser espectacular, con un final digno del SDLA, Starship Troopers o algo por el estilo.
Las condiciones para hacerlo están. Además lo tengo en la cabeza y si lo escribo como lo tengo en la cabeza puede ser algo grande. Imaginad la intro del DOW.

Lo cierto es que yo se que no soy el único que pasa por esto. Canción de Hielo y Fuego, sus dos primeras novelas son impresionantes, pero en la tercera el nivel baja un poco. La saga de Ender, también pasa algo por el estilo, su primera novela es sublime, su segunda buena, pero el resto bajan bastante respecto a las primeras. La Rueda del Tiempo, igual, sus primeras novelas son buenísimas, pero a partir de la quinta el nivel baja en picado. La única en la cual no he notado este efecto a sido en la Saga de Geralt de Rivia. Mantiene el interés y mantiene, lo que es más importante la trama.

Por eso, cuando me veo en este fregado, me veo que si después de 13 relatos, donde algunos están muy bien y otros están bien, es lógico que la calidad baje un poco. Pero el relato actual que estoy escribiendo, el 14, no puede permitirse eso, ya que no es solo una mera antesala de lo que esta por llegar. No es solo los Lobos Lunares se juegan el todo por el todo, también yo. Y es que, además hay que mantener la tensión al final.
Es como los seriales antiguos, cuando la novia del protagonista es dejada en las vías del tren por el malo malísimo y ves el tren a toda velocidad para matarla, o cuando el protagonista pelea con uno de los malos en una carreta con los caballos desbocados y se ve para terminar la escena cayendo por un precipicio.
Es eso precisamente. Esa es la dificultad de este, algo que los otros no existían, ya que podían o no continuar el hilo. Y encima lo he tenido que dividir en tres partes, por que era tal la cantidad de cosas que suceden que si solo fuese uno tendría por lo menos cien paginas.

Y esa es la dificultad con la que me estoy encontrando y por la cual, todavía no esta terminado. Es por lo que os pido disculpas a aquellos que estáis esperando una continuación. Estad tranquilo, llegara, yo soy el primero interesado, por otros motivos, que alguna vez he comentado. Por una parte por que me gusta acabar lo que empiezo y por otra por que estos relatos solo son la antesala de algo mayor, algo más grande, algo que llevo mucho tiempo esperando hacer y que, gracias a los relatos, ahora me siento listo para terminar.
Hace 10 años termine una novela, pero deje un final abierto a una segunda o quizás incluso tercera parte. En todos estos años lo he intentado, escribir una continuación, pero las ideas que escribía no tenían el contexto suficiente ni la emoción para ser un relato consistente. Con estos relatos he aprendido algo. No hay que mantener un hilo narrativo, no tiene que ser una novela-río como las anteriormente comentadas. Pueden ser una serie de relatos, independientes, pero que entre todos se cuente una historia. Esto me lo enseño un gran maestro, Andrei Sapkowski, en las dos primeras novelas de la Saga de Geralt de Rivia.
Y ese es el ejemplo que he seguido para escribir estos relatos.
Un saludo a todos y perdonad por el retraso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario